«Senequeros» por el mundo