DÍA 1:DOMINGO 7

Nuestro primer día no ha podido ser más redondo y completo. En un mismo día hemos sido capaces de percibir las cuatro estaciones:nos ha caído una nevada invernal por el camino, hemos pasado por una tormenta y granizada otoñal, para después llegar al destino donde nos sonreía la primavera y sus claros de sol. Y en algún momento, el verano se ha asomado a nuestro autobús, recalentado por el sol de la tarde.
Primeramente, hemos hecho una visita relámpago a la segunda ciudad más importante de Cantabria, Torrelavega. Allí hemos paseado por sus calles y plazas, y hemos posado en la Iglesia de Virgen Grande. Después nos hemos trasladado a visitar en museo y neocueva de Altamira. Un fabuloso viaje al pasasado más remoto de nuestra humanidad y los comienzos del arte. Tras conocer el impresionante hotel que será nuestra base en estos días, en Mogro, partimos a la localidad de Comillas donde hemos admirado algunas de sus joyas y acabado corriendo y jugando en su playa, comprobando que las aguas cantábricas no son igual de cálidas que las mediterráneas, pero quizás más imponentes.

Comments are closed.