«Diez años en una inmejorable etapa en la que aprendí a expresar mis conocimientos y lo que siento no sólo con palabras, ayudada de valores como el respeto y el afán de superación.»

Eva